Herramientas Personales
Usted está aquí: Inicio / Novedades / Noticias / Maite Morao, nueva miembro de la Plataforma, exonerada de la falsa imputación contra ella.

Maite Morao, nueva miembro de la Plataforma, exonerada de la falsa imputación contra ella.

Maite Morao, la exjefa de Planificación del Ayuntamiento de Sabadell, recientemente incorporada como miembro de la Plataforma por la Honestidad, ha quedado exonerada tras el archivo de la causa que falsamente se había redireccionado contra su persona, tras denunciar ésta a sus superiores por la concesión de Can Balsach.
Maite Morao, nueva miembro de la Plataforma, exonerada de la falsa imputación contra ella.

Ayuntamiento de Sabadell (Wikipedia)

El caso se remonta a noviembre de 2015, cuando, tras meses de coacciones y amenazas, la Sra. Morao se atrevió finalmente, a poner en conocimiento de su Alcalde, Juli Fernández, las presiones recibidas para autorizar la tramitación fraudulenta de una concesión administrativa que se impulsaba desde la Regidoría de Urbanismo.

Alertó cómo sus superiores directos, el regidor Maties Serracant y la Directora de Urbanismo Margarita López-Nieto, habían estado coaccionando al cuerpo técnico, para que emitiera un informe favorable que autorizase la cesión gratuita de Can Balsach “al partido del Regidor” tal y como le exigía la Directora sin ningún pudor.

La operación consistía en fingir que el planeamiento admitía este uso en unos suelos que habían sido expropiados a cargo del presupuesto municipal, pero para ser destinados a Equipamiento Público Deportivo, en ningún caso para su uso privado por ningún colectivo político ni asociativo.

Los que se negaron a emitir informe en el sentido que les exigían fueron destituidos fulminantemente, tal y como ya les habían advertido que pasaría si no colaboraban.

Y, a partir de su cese, empezó también su calvario.

Sus superiores temían que los acabara denunciando penalmente si continuaban con la concesión, pero no querían perderla, ya que también estaba en juego una cuantiosa subvención pública que iba a cobrar el colectivo. De manera que, catorce días después de que la Sra. Morao presentara instancia en vía administrativa poniendo los hechos en conocimiento de su Alcalde, acudieron al Juzgado Penal.

Allí, en una causa que aquel partido (entonces L’Entesa, ahora La Crida) había iniciado 2 años antes contra dos departamentos municipales por presuntas irregularidades en Ca n’Alzina, solicitaron expresamente su imputación.

Para conseguirlo tuvieron que falsear su cargo y sus funciones, haciendo ver que era su propia superior jerárquica, a fin de poder relacionarla de alguna manera con aquellos departamentos a los que La Crida venía denunciando y con los que ella no tenía relación alguna.

La petición de imputación consistía en afirmar que la Sra. Morao, en tanto que “Jefa de Urbanismo”, había llevado a aprobación un plan especial que permitiría legalizar la hípica de Ca n’Alzina. Propuesta que en el Pleno, según La Crida, y gracias a su voto desfavorable unido al de toda la Oposición en bloque, habría conseguido truncar.

Evidentemente todo era falso, la Sra. Morao nunca llevó al Pleno la aprobación de aquel plan especial. Todo lo contrario, su equipo y ella misma, firmaron un informe durísimo y propusieron su denegación, pese a la oposición de la que entonces era la verdadera Jefa de Urbanismo y los responsables de los departamentos en cuestión.

Y fue esta propuesta de denegación la que realmente se llevó a aprobación del Pleno y contó con el voto favorable del Gobierno y también de toda la Oposición, incluido el partido que decía haber conseguido -con su voto contrario- parar el trámite.

Para poder vestir su relato, además de ocultar a la Juez todos los informes del expediente y las actas del Pleno, los responsables de los departamentos que hasta entonces habían sido el objetivo de sus denuncias, pasaron a convertirse en sus necesarios aliados y, gracias a sus falsos testimonios, obtuvieron ascensos meteóricos.

Mientras la Sra. Morao ajena a estas maniobras, completaba con su denuncia de Can Balsach la vía administrativa y la contenciosa esperando siempre que el Ayuntamiento rectificase y parase la adjudicación, ellos ya tenían lista su imputación exprés y también su relato: “una imputada denuncia a Serracant por su inagotable lucha contra la corrupción”.

A su imputación penal, le siguieron 3 expedientes de disciplina, manifestaciones exigiendo a la funcionaria que retirara la denuncia, una declaración de ciudadana non grata, pintadas en su domicilio, amenazas días antes de su ratificación ante el juez, injurias, difamaciones… y, sobre todo, silencio, mucho silencio cómplice de todos los medios locales que sabían perfectamente que todo aquello era un montaje.

Ayer, finalmente se archivó la causa de Ca n’Alzina contra la Sra. Morao y esto sucedía al mismo tiempo que el Juez interrogaba a testigos por la Causa de Can Balsach. Funcionarios que reconocían, al fin, las coacciones y el sufrimiento de todos los que habían tenido que pasar por esta situación.

Agregar un Comentario

Puede agregar un comentario llenando el siguiente formulario. Formato de texto plano. Los comentarios son moderados.

Pregunta: La capital de España es
Su respuesta:

  • Plataforma X la Honestidad (CIF G87424917)
    C/ Fernández de los Ríos Nº 80 Segundo D, 28015- Madrid - Formulario de contacto
    Inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones (Grupo 1º, Sección 1ª, Nº Nacional 609601)

    Cuenta de la Plataforma x la Honestidad en Facebook    Cuenta de la Plataforma x la Honestidad en Twitter    

    Plataforma x la Honestidad